Complementos para la vida 💖 basados en principios activos naturales de máxima calidad.

Síntomas que indican una carencia de vitamina C en tu organismo

Tabla de contenidos

La vitamina C es un nutriente esencial para el correcto funcionamiento del cuerpo, pues contribuye al crecimiento, protege nuestras células e incluso actúa como aliado para prevenir una gran variedad de enfermedades. Por este motivo, es necesario que estés muy pendiente de ciertos síntomas que indican una carencia de vitamina C en tu organismo.

Se trata de síntomas que te darán cuenta de que tienes que comenzar a tomar medidas para suplir la falta del citado ácido ascórbico. Sí, para que empieces a ingerir alimentos ricos en vitamina C o bien suplementos del mismo, como nuestro complemento Vitamina C Liposomal.

Sigue leyendo y conocerás cuáles son esas señales ante las que debes estar muy alerta.

Los principales síntomas de falta de vitamina C

No podemos negar que hay varios indicios que indican que hay que actuar ante la carencia de dicha vitamina. Pero no es menos cierto que entre los más habituales se encuentran los siguientes:

1.Constante sensación de cansancio

Numerosas son las personas que cuando tienen bajos niveles del nutriente que nos ocupan se sienten muy cansadas de manera continua. Sí, que están con fatiga cuando no han realizado ningún gran esfuerzo o cuando reconocen que han descansado convenientemente.

Pero, es más, hay que tener presente que incluso en algunos casos dicho cansancio acaba dando lugar a lo que es el escorbuto. Esta es una enfermedad que se produce cuando hay una carencia muy grave de vitamina C y requiere rápidamente ponerse en manos de profesionales médicos.

2.Aumento caída del cabello

De la misma manera, otro indicativo del problema que abordamos es que el pelo comienza a caerse en mayor cantidad. Es cierto que este síntoma puede tener otra causa, pero la deficiencia en vitamina C es una de las más frecuentes. Es más, también este problema puede dar lugar a que aparezca caspa e incluso a que el cabello esté mucho más debilitado de lo normal.

descubre-caida-pelo-sintoma-carencia-vitamina-c

3.Se incrementa la sequedad de la piel

Si el pelo se puede ver mucho más seco por culpa de la falta de ácido ascórbico, también puede sufrir la misma consecuencia la piel. Esta depende mucho de la mencionada vitamina, pues es la que hace que esté más reluciente, más suave e incluso mucho más elástica. Lo logra gracias a que favorece, por ejemplo, la formación de colágeno.

Precisamente por este motivo la piel es una de las partes del cuerpo que más nos puede ayudar a detectar de forma temprana que se tiene carencia en el nutriente que estamos tratando.

Otros síntomas que advierten de una carencia de vitamina C

Como hemos indicado, las señales del apartado anterior son las que habitualmente alertan de que hay falta de vitamina y, por tanto, hay que actuar de forma rápida para zanjar esta situación. Pero no podemos negar que hay otras que, aunque no son tan frecuentes, también pueden advertir de la misma:

1.Irritabilidad y cambio de humor

Muchos pueden ser los motivos por los que una persona puede experimentar constantes cambios de humor y mostrarse más irritada de lo normal sin razón. Y uno de aquellos puede ser la carencia de vitaminas que ahora estamos abordando. Sí, porque la vitamina C se encarga, entre otras cosas, de conseguir que el estrés se encuentre bajo control y que tengamos un estado de ánimo positivo.

descubre-cambio-humor-sintoma-carencia-vitamina-c

2.Infecciones habituales

Un indicativo de que no hay suficiente cantidad de ácido ascórbico en el organismo también es que se sufran infecciones de manera muy recurrente, en especial las urinarias. Y es que aquel contribuye a que el cuerpo tenga sus defensas en las mejores condiciones.

En líneas generales, podemos establecer que las indicadas son las señales más frecuentes que debemos tener en cuenta para descubrir si sufrimos falta de vitamina C. Por supuesto, no hay que pasar por alto otros que también nos advierten del mismo problema. Nos estamos refiriendo a dolores musculares, dolores articulares, cambios en las encías que se vuelven de color más púrpura e incluso heridas que no acaban de curar bien.

Ante cualquiera de estos hay que ponerse en manos de un médico para que indique si realmente ese es el problema que se tiene y para que, de certificarlo, establezca los alimentos o suplementos que se deben ingerir. De esta manera, se logrará que en un máximo de dos semanas los citados síntomas hayan desaparecido y el organismo vuelva a estar en pleno y correcto funcionamiento.

Endika Montiel

Endika Montiel

Técnico Nutricionista & Personal Trainer. Ayudo a personas que buscan mejorar sus hábitos de alimentación para conseguir sus objetivos de estética corporal, rendimiento deportivo y gozar de un estilo de vida saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.