Complementos para la vida 💖 basados en principios activos naturales de máxima calidad.

Dolor menstrual, malestar emocional y dieta

Tabla de contenidos

Casi la mitad de las mujeres que menstrúan pueden experimentar períodos molestos, dolorosos y con cólicos (dolores palpitantes) a lo largo de su vida. Este conjunto de síntomas también es conocido como dismenorrea. A pesar del efecto sustancial en la calidad de vida y el bienestar general, pocas mujeres buscan tratamiento porque piensan que no les ayudará. Sin embargo, actualmente hay tratamientos disponibles. Existen opciones quirúrgicas, fármacos y píldoras hormonales e inyecciones, que también, pueden suprimir el ciclo menstrual y aliviar estos síntomas.

¿Podemos recurrir a algo más natural? 

Dado que el dolor es causado por la inflamación, los medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno son los más utilizados, logrando un alivio del dolor sintomático en aproximadamente dos tercios de las mujeres. Si bien son efectivos, las mujeres que los utilizan deben ser conscientes del riesgo significativo, ya que pueden causar efectos secundarios adversos. Aunque hay muchos tratamientos no farmacológicos ni quirúrgicos como la acupuntura, lo cierto es que la evidencia científica de la eficacia de estos tratamientos es bastante débil.

Si es un dolor causado por una inflamación, ¿serviría una dieta antiinflamatoria? 

Un estudio experimentó con mujeres que padecían períodos dolorosos de dismenorrea. Se les cambio el tipo de alimentación y se les pautó ingerir una dieta basada en plantas durante dos ciclos menstruales. Nos mostró que las mujeres experimentaron reducciones significativas en la duración e intensidad del dolor menstrual. Las mujeres también experimentaron una mejoría de los síntomas del síndrome premenstrual, como la hinchazón abdominal. Este fue un estudio cruzado, por lo que después de dos meses comiendo una alimentación vegana, se suponía que las mujeres debían volver a sus dietas habituales para ver si el dolor regresaba. Algunas de ellas se negaron a hacerlo, a pesar de que era parte del estudio, no quisieron volver a sus antiguas dietas. Encontraron mucha mejoría en sus síntomas con una alimentación con abundantes alimentos vegetales integrales. Estos alimentos tienen alto contenido en antioxidantes, polifenoles y sustancias que actúan como antiinflamatorios naturales. 

La inflamación puede desempeñar un papel en el envejecimiento prematuro, la obesidad, el envejecimiento de la piel, la enfermedad periodontal la diabetes, la esclerosis múltiple, el cáncer, el síndrome del colon irritable y las enfermedades inflamatorias intestinales, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa.

La alimentación rica en antioxidantes parece proteger contra las patologías que mas afectan a las personas hoy en día. Mientras que todos los alimentos vegetales no procesados pueden tener efectos antiinflamatorios, se ha visto en algunos estudios que algunas plantas son mejores que otras. Se ha descubierto que las frutas y vegetales ricos en antioxidantes, como los frutos secos y las verduras, alivian la inflamación sistémica. Significativamente mejor que el mismo número de porciones de frutas y vegetales comunes más bajos en antioxidantes, como los plátanos o bananas y las lechugas.

Los estudios han demostrado que el consumo de más frutas y verduras no solo puede detener la progresión de la enfermedades cardiovasculares, sino que pueden evitar y disminuir todo tipo de patologías y dolencias en el ser humano. Sabemos que una alimentación basada en plantas puede mejorar el peso corporal, los procesos inflamatorios, los niveles de azúcar en sangre y la capacidad de controlar el colesterol. También mejora los estados emocionales como depresión, ansiedad, fatiga, sensación de bienestar y rendimiento diario.

¿Qué sucede con nuestra salud mental?

Los componentes de ciertos alimentos pueden aumentar el riesgo de depresión. Al ácido araquidónico se le señala por un posible deterioro del estado de ánimo al inflamar el cerebro. Las cinco principales fuentes de este compuesto pro-inflamatorio en la dieta de la mayoría de las personas son el pollo, los huevos, la carne de res, el cerdo y el pescado. El pollo y los huevos contribuyen más que las otras fuentes combinadas. Hay datos que sugieren que las personas con niveles más altos de ácido araquidónico en su sangre pueden terminar con un riesgo significativamente mayor de depresión. En general, los que comen la típica dieta estándar pueden estar consumiendo alrededor de nueve veces más ácido araquidónico que quienes se alimentan a base de vegetales.

Alimentos con alto contenido antioxidante y con propiedades antiinflamatorias

  • Arándanos y frutos rojos (fresas, moras, frambuesas, grosellas, cerezas, mango, naranja, papaya, kiwi, mandarinas…) 
  • Verduras (vegetales de hojas verdes, brócoli, pimientos, ajo, tomates, remolacha…)
  • Frutos secos y semillas. Disponemos de amplia variedad, mejor en sus versiones 
  • Especias como; Cúrcuma ecológica, Jengibre ecológico, Canela…
  • Té verde natural, la hoja. 
  • Legumbres cocidas. Todo tipo de legumbres sirven. 
  • Cereales integrales no procesados.  

Espero que te haya gustado y nos vemos en la siguiente entrega.

¡No olvidéis que cuántos más vegetales integrales de todo tipo (sin procesar) tenga tu dieta mejor!

Fem Balance
Fem Balance

QUIERO VERLO

Laura Estellé

Laura Estellé

Nutricionista especialista en Educación nutricional, Digestivo, Peso, Transición, TCA, AI y Deportivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.