Envíos gratuitos en compras de + 50€ para Península y Baleares

Tratamiento de proteína para el pelo

Tabla de contenidos

Numerosas personas en todo el mundo cuentan con algún problema con su cabello, como puede ser la caída del mismo, que esté muy quebradizo, que no luzca brillante…Y en muchos de estos casos la causa puede ser una ausencia de proteína en él.

Por este motivo, lo que hay que hacer es, sin lugar, a dudas recurrir a uno de los tratamientos de proteína para el pelo que existen en el mercado. Estos, que suelen presentarse en forma de mascarilla, no solo proceden a solventar la problemática puntual de aquel sino que, además, contribuyen a protegerlo de cara a un futuro.

¿Cómo saber si recurrir a un tratamiento de proteína para el cabello?

Como hemos mencionado, distintas son las situaciones que pueden estar afectando a nuestra cabellera, pero cuando se recomienda recurrir a la proteína como ayuda es en casos concretos. Exactamente cuando, como decimos comúnmente, tiene aspecto de paja. Es decir, cuando nuestro pelo está muy seco y se rompe con facilidad.

De la misma manera, también habrá que optar por un tratamiento de proteína cuando pierde elasticidad y cuando parece carecer de fuerza.

Los beneficios de tratarse la melena con proteína

Cada vez más personas optan por hacer que su cabello vuelva a lucir tan radiante como tiempo atrás recurriendo a un tratamiento con proteína, cuando descubren que la falta de ella es el problema. Y es que con este procedimiento van a conseguir beneficios tan importantes como los siguientes:

  1. Facilita el crecimiento del cabello. Esto se produce porque la proteína aportará salud y esto se traducirá en que aquel empiece a crecer de forma más rápida que hasta entonces.

  2. Repara el pelo y evita que se rompa con facilidad. Logrará que las ‘hebras’ resulten mucho más fuertes y, al mismo tiempo, que estén más definidas.

  3. Pone fin al cuero cabelludo que se escama.

  4. Nutre los folículos capilares.

  5. Consigue que el cabello luzca con mucho más brillo y que, al mismo tiempo, esté mucho más suave.

  6. Permite tener bajo control el habitual problema de puntas abiertas

Las claves de los tratamientos de proteína capilares: cómo usarlos y con qué frecuencia

Si importante es saber si la falta de proteína es la causante del problema capilar que se tiene, no lo es menos el utilizar de forma adecuada el tratamiento de aquella que se va a utilizar. En este caso, hay que seguir una serie de recomendaciones importantes:

  • Siempre hay que aplicarlo sobre el cabello húmedo y desde la raíz a las puntas. Se puede administrar haciendo utilización de un peine de púas anchas, aunque será suficiente con la yema de los dedos. Después, hay que dejar que actúe el tiempo que se indique cubriendo el pelo con un gorro de ducha o bien recogiéndolo en un moño.

  • De la misma manera, durante este proceso de espera de actuación de la mascarilla que se esté utilizando hay que saber saber que un buen aliado para que surta su adecuado efecto es el calor. Por ello, se puede pasar un poco el secador por el pelo, realizando movimientos circulares, o directamente permitiendo que ayude el vapor del agua caliente de la ducha.

  • Una vez transcurridos los minutos que se indiquen, hay que seguir las posteriores instrucciones, que posiblemente serán la de lavarse el pelo con el champú habitual.

La frecuencia con la que utilizar el producto de proteína dependerá del peinado que se lleve habitualmente y también de la porosidad del cabello. Así, los expertos vienen a indicar que si siempre se luce moño o coleta o se recurre a la plancha para peinarse, se necesitarán más proteínas. Eso sí, el primer mes se recomienda emplearlo una vez a la semana, como regla general.

A partir de ahí los cabellos de baja y media porosidad deberán utilizarlo una vez al mes, los de alta entre una y dos veces al mes y los más dañados hasta un máximo de tres ocasiones en el citado mes.

Asimismo, es realmente importante que se siga el tratamiento a rajatabla, con las indicaciones que se den en el mismo. Si se excede con aquel se va a llegar a una situación que no se querrá en absoluto y que no resulta nada beneficiosa. Lo que sucederá es que el cabello, por ejemplo, se volverá mucho más quebradizo incluso de lo que se tenía antes.

Los mejores tratamientos de proteína para la melena

En el mercado hay muchos tratamientos de este tipo para lucir una melena envidiable y solo hay que decantarse por el que dé más confianza o por el que tenga las proteínas preferidas: de arroz, de maíz, de cerveza, de soja…

Asimismo, no podemos olvidar que a la venta también vamos a encontrar suplementos que ayudan de forma considerable a lucir un cabello impecable. Y este sería el caso, por ejemplo, de Hair Support.

En Be Levels disponemos de este complemento que se presenta en formato de cápsulas y que no solo fortalece el pelo sino que, además, previene su caída. Y lo consigue gracias a su composición de Saw Palmeto, L-Arginina y Ginkgo Biloba. De la misma manera ayuda a evitar la aparición de caspa, le da volumen y también contribuye a reducir la aparición de canas.

Rocío Périz

Rocío Périz

Nutricionista Integrativa y Entrenadora Personal. Acompaño a las personas en la consecución de sus objetivos usando las herramientas más poderosas, nutrición, deporte y estilo de vida saludable.   Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.