Envíos gratuitos en compras de + 50€ para Península y Baleares

¿Cómo empezar a hacer ejercicio?

Tabla de contenidos

Cuando llega el fin de las vacaciones de verano o cuando las Navidades concluyen, a todos nos entran las prisas por perder peso y por ponernos en forma. Y puede ser que ahora te encuentres en ese mismo punto, sí en el de querer empezar a hacer ejercicio en pro de tu físico y, por supuesto, de tu salud.

Pues bien, en ese caso te va a resultar útil este artículo porque en él vas a descubrir las principales claves para iniciarte en la práctica del deporte de manera sencilla y efectiva.

Ventajas de comenzar a practicar deporte

Antes de entrar de lleno en los consejos más importantes para comenzar a hacer ejercicio es necesario saber qué ventajas va a traer consigo el mismo. Y lo cierto es que son muchas, así que toma nota:

  • Como ya hemos podido indicar previamente, ayuda a perder los kilos de más que sobran y, por tanto, a estar en el que se considera un peso saludable.
  • Sin lugar a dudas, contribuye a mejorar en general el estado de forma.
  • Asimismo, hacer deporte ayuda a fortalecer los huesos, los músculos e incluso el corazón.
  • Es una manera estupenda de tonificar el cuerpo en general y de mejorar aspectos tales como la fuerza, la resistencia, la elasticidad…
  • Se convierte en una magnífica herramienta para cuidar la salud. Y es que se considera que hacer ejercicio previene enfermedades y reduce los riesgos de sufrir otras, tales como la diabetes o las patologías de carácter cardiovascular.

Pero esto no es todo. No podemos pasar por alto que el deporte es muy útil para mejorar la autoestima e incluso para poder disminuir de manera considerable los niveles de estrés.

numerosas-ventajas-hacer-ejercicio

Recomendaciones para empezar a hacer ejercicio

Una vez que ya tienes claras las bondades de iniciarte en el mundo del deporte, llega el momento de que conozcas cuáles son los consejos más útiles para hacerlo y no rendirse a la primera de cambio:

1.Empieza con una actividad sencilla

Lo primero que tienes que hacer es comenzar con un tipo de ejercicio que no te sea complicado, que no te aburra y que puedas realizar con facilidad. Es la manera de que no te desanimes y dejes de hacer ejercicio a los pocos días o semanas de empezar.

Lo ideal es que empieces a ejercitarte con actividades que te gusten, como puede ser la bicicleta o la natación, y a partir de ahí dar el paso de ir probando otras que te puedan atraer igualmente y que te puedan servir para, por ejemplo, trabajar la fuerza, el equilibrio o la coordinación.

2.Fíjate un objetivo realista

Ni que decir tiene que otra clave esencial a la hora de empezar a hacer ejercicio es que te establezcas una meta que puedas alcanzar. Con esto no nos referimos al objetivo final que deseas lograr en cuanto a aspecto físico sino a los días que vas a poder practicar deporte y al tiempo que vas a tener para ello.

Es preferible quedarse corto en cuanto a objetivos que excederse, pues si te pasas en este sentido pronto vas a decaer y a dejar de lado este hábito saludable. Lo mejor es ir poco a poco subiendo peldaños en esta escalera que lleva al fin perseguido. Y es que cada paso que consigas dar no solo va a aumentar tu autoestima sino que va a hacer que no pierdas el ánimo.

importancia-fijarse-habito-hacer-ejercicio

3.Crea el hábito

Como en muchos otros campos de la vida, es esencial que consigas crearte el hábito de hacer deporte periódicamente ¿Cómo lograrlo? Fijándote un horario concreto para ello y determinando el tiempo que vas a estar haciendo ejercicio cada día que hayas establecido.

En este sentido, lo aconsejable es que empieces con poquito tiempo y de manera progresiva vayas aumentando tanto el mismo como las jornadas a la semana que lo practicas.

Una buena manera también de contribuir a que generes esa rutina es que cada vez que hagas ejercicio te des un ‘capricho’. Así, a modo de recompensa, puedes dedicarte un rato para practicar un hobby, buscar un hueco para quedar con tus amigos e incluso una vez a la semana disfrutar de alguna comida o bebida que te guste.

4.Sigue una alimentación sana, completa y equilibrada

Por supuesto, debes tener muy presente que otra recomendación fundamental a la hora de empezar a hacer ejercicio es que es necesario que acompañes este paso con un giro en tu dieta. Así, desde el mismo momento que te inicias en la práctica de deporte es importante que apuestes por llevar a cabo una dieta saludable y equilibrada. Gracias a esta combinación vas a lograr mayores beneficios para tu salud y vas a poder cumplir los objetivos que te has marcado en cuanto a imagen a lograr.

En concreto, debes tomar muchas frutas y verduras, tienes que beber al día entre 1,5 y 2 litros de agua y es necesario que dejes de lado la comida basura y la procesada. Por supuesto, opta por tomar tanto carne como pescado y haz cinco comidas al día.

clave-alimentacion-saludable-hacer-ejercicio

5.Recurre a complementos

El hecho de no estar habituado a hacer ejercicio de forma regular o el ritmo ajetreado de trabajo pueden provocar que se esté demasiado cansado a la hora de hacer deporte. En este caso, una buena opción es recurrir a complementos que pueden ayudar a tener energía e incluso a conseguir el mayor rendimiento posible en cada entrenamiento.

En Be Levels, por ejemplo, tenemos suplementos de este tipo tales como Energy 3, que es tomado incluso por atletas olímpicos, y Keto Sport.

Siguiendo estas recomendaciones seguro que consigues no solo empezar a hacer deporte sino también a mantener este hábito saludable.

Rocío Périz

Rocío Périz

Nutricionista Integrativa y Entrenadora Personal. Acompaño a las personas en la consecución de sus objetivos usando las herramientas más poderosas, nutrición, deporte y estilo de vida saludable.   Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.